Servicio de auditoría

imagen con referencia al servicio de auditoría

El servicio de auditoría, se basa en establecer criterios orientados a detectar los riesgos de un negocio y disminuir sus posibles efectos, ofreciendo el mayor beneficio a nuestros clientes. Evaluamos las operaciones financieras, administrativas, contables, fiscales de cualquier tipo de empresa u organización. Sugerimos soluciones integrales y emitimos dictámenes que avalan las cifras presentadas ante terceros.

Campos de acción del servicio de auditoría

Nuestra área de auditoría está formada por contadores altamente calificados y líderes en su campo de acción. Abarcamos la Auditoría fiscal y financiera, incluyendo el respectivo dictamen.


Auditoría destinada a obtener un dictamen de estados financieros

Expresa la opinión profesional de un contador público certificado, sobre si dichos estados presentan la situación financiera, los resultados de las operaciones, las variaciones en el capital contable y los flujos de efectivo de una empresa, de acuerdo con las normas de información financiera. Resulta fundamental a empresas que preparan información de carácter económico, como para terceros interesados. En general se trata de una fuente de información para la toma de decisiones en los negocios En la elaboración de este dictamen se realización pruebas selectivas, verificaciones y revisiones específicas, necesarias para examinar la situación fiscal de la empresa y su ejecución debe cumplir con las disposiciones contenidas en el Código Fiscal de la Federación y otras disposiciones de carácter fiscal. Un valor agregado de esta actividad es la emisión de un documento que contiene sugerencias que tienen el objetivo de mejorar la gestión.

Auditoría destinada a la obtención de un dictamen fiscal

Es una actividad complementaria del examen de los estados financieros, consiste en trabajos adicionales para conocer de manera oportuna la situación fiscal de algún contribuyente, lo anterior cumpliendo con las disposiciones establecidas para esta actividad. Los resultados obtenidos durante el proceso de revisión y verificación brindan la oportunidad al contribuyente de corregir errores u omisiones identificadas, lo que beneficia en primer instancia el cumplimiento en tiempo y forma de sus obligaciones fiscales, evitando así multas, recargos y actualizaciones que pudieran generarse cuando la información fiscal no fuese revisada, verificada y dictaminada.